Según informa Silvia Fernández en La Vanguardia, un vecino de la capital grancanaria, oculto bajo un disfraz de Batman, ha decidido actuar como el famoso personaje de cómic y tomarse la justicia por su mano.

Dos semanas después de que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidiera pintar con una raya amarilla, de adelante hacia atrás toda la calle Guinart del barrio de La Isleta, y acabara con la posibilidad de aparcamiento libre y gratuito en la calle, este “justificiero”, como se hace llamar, no ha dudado en ponerse el traje de Batman y eliminar con pintura negra toda la raya amarilla.

La acción de este ciudadano anónimo tuvo lugar hace unos días y desde que desapareció la raya amarilla los vecinos han retomado el aparcamiento en la calle con absoluta normalidad, a pesar de su dificultad ya que se trata de una vía muy estrecha. El Ayuntamiento capitalino no ha regresado a la zona a pintar de nuevo la raya amarilla que fue muy criticada por los vecinos de la zona, sobre todo porque se la encontraron de repente un día.

Además de eliminar la raya negra -acción que fue grabada por otra persona en un vídeo que se ha difundido rápidamente por redes sociales-, el “justiciero” de la Isleta dejó en el muro de la calle rescatada de la zona amarilla su huella, tras dibujar un Batman. También dejó una tarjeta a la puerta de los vecinos del barrio. “Queridos vecinos os devuelvo el aparcamiento. Vuestro justicieron BATMAN”, reza en el escrito.

Los vecinos desconocen la autoría de la hazaña y la identidad del “justiciero”, que decidió tomarse la justicia por su mano a pesar del riesgo de enfrentarse a una multa de varios miles de euros.

El actual equipo de gobierno, dirigido por un alcalde del PSOE, se ha caracterizado esta legislatura por regular el estacionamiento en toda la ciudad, incluidos los barrios periféricos, lo que ha sido muy criticado por los vecinos.