La 29 edición del Manga Barcelona ha superado las expectativas y, a falta poco antes acabar la última jornada, los organizadores calculan que se ha superado tímidamente la cifra de los 163.000 asistentes del año anterior.

La directora de la cita ha hecho una valoración “muy positiva” de esta edición y de la nueva distribución de los espacios que han permitido que los visitantes pudieran pasear más fluidamente. En el segundo año que el certamen se ubica en la Fira Gran Via, Puig ha asegurado que se ha logrado “consolidar” el recinto y las nuevas fechas, el puente de diciembre.