Con el fin de celebrar dos significativas fechas cercanas en el tiempo, como es el día de la mujer y el del cómic, el 8 y 17 de marzo respectivamente la Fundación Canaria Cine + Cómic y la de CajaCanarias organizaron un ciclo de conferencias bajo el título genérico de Feminismo en el Cómic. Las charlas tuvieron lugar en la sede central de CajaCanarias los días 20, 21 y 22 de  marzo y en la mismas participaron Marika Vila, Carolina Bonino y Javier Royo, el primer día. En la segunda jornada estuvieron presentes Diana Montero, conocida en redes sociales como Precariada, y el autor Pepe Gálvez, en la tercera ocasión intervino el dibujante David López y la librera Agueda Ruiz de la Fuente. En todas ellas el director de la Fundación del Cómic, Lucas Morales actuó como moderador.

El primer día Vila relató que sus inicios en el mundo del dibujo pueden ser calificados de supervivencia al adentrarse en un terreno casi totalmente masculinizado, en el que las mujeres no aparecían ni como lectoras y mucho menos como autoras. Simplemente éramos invisibles. De ahí se derivó la doble complicación de ocupar un espacio propio en el que no había referentes y donde por lo tanto todo estaba por hacer pero yo decidí meterme en este lío por pura necesidad, indicó.

Además de su faceta como dibujante, de cuyo trabajo hay una muestra en la biblioteca de la Universidad de La Laguna (ULL), también se ha dedicado a estudiar  diversas cuestiones sobre el feminismo y a descubrir a las primeras autoras . Dijo que para formar parte de este mundo en su caso particular no le quedó más remedio que travestirnos para poder sobrevivirpero acto seguido añadió que a estas alturas se ha conseguido mucho, estamos ante un cambio.

En estos logros han tenido mucho que ver la irrupción de las redes sociales que permite el acceso de las mujeres a campos que antes les estaban vedados por lo que se podría hablar de que efectivamente se ha eliminado un filtro, porque ya hasta un hater busca notoriedad. Vila dijo que el sector de los dibujantes destaca por la falta de seguridad económica y la precariedad, lo que se agrava aún más cuando se trata de las mujeres

La dibujante canaria, Carolina Bonino coincidió en que su entrada en el mundo del cómic tuvo su origen tanto en una afición como en una necesidad vital y señaló que a raíz de sus investigaciones descubrió que la única y primera autora canaria es Mary Sordo, cuyo trabajo se remonta a 1932. Dato que despertó el interés de Vila quien pidió Bonino que la pusiera al tanto de los pormenores de este descubrimiento. La autora canaria lamentó que la figura de la mujer se llegó a convertir en su momento en un estereotipo y en hasta objeto de burla.

Javier Royo es un dibujante ligado de forma muy estrecha a la lucha feminista y uno de los fundadores de la publicación El Estafador, cuya plantilla está formada en un cincuenta por ciento por mujeres, con el fin de darles voz y visibilizarla. Justificó la falta de autoras conocidas hasta ahora a una cultura basada en el patriarcado contra la que él siendo hombre se ha rebelado.

El jueves 21, a la misma hora, el debate se refirió a la construcción del discurso feminista en la narración gráfica mientras que en la última sesión la mesa redonda estuvo centrada en los iconos de este movimiento como Capitana Marvel y Wonder Woman. A partir de aquí el debate se amplió hacia la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad dentro del cómic y su influencia en la creación de nuevas historias que alcanzan a un público mayor.

Entre el público asistente se encontró Alejandro Casasola, presidente de la Sectorial del Cómic, que aportó datos sobre el papel femenino dentro de la industria española. Desde esta entidad han querido felicitar a CajaCanarias por organizar una actividad que, además de ayudar a divulgar sobre la narración gráfica, tuvo lugar en una semana donde todavía se celebraba el Día del Cómic.