La Fundación Cine+Cómics, apoyada por la Cátedra Cultural Moebius de la Universidad de La Laguna, continúa trabajando para establecer sinergias que sigan desarrollando su vertiente más académica. Es por ello que, este fin de semana, la entidad ha recibido la visita del investigador y profesor británico Rhodri Sheldrake Davies, que está finalizando su doctorado en el Departamento de Filología Hispánica de la Universidad de Durham, en Inglaterra. Lo más curioso es que su trabajo se titula ‘Narrando el Archipiélago: la historia del arte gráfico insular desde 1950 hasta el presente’, por lo que la visita le ha servido para acceder a obras publicadas en la colección los Archivos de la Fundación, donde se recoge obra de viñetistas y dibujantes del Archipiélago.

Durante la visita, el investigador ha tenido la oportunidad de asistir al podcast ‘Cine+Cómics’, que se emite todos los sábados en la Radio Canaria como parte del programa ‘¡Qué buena hora!’, presentado por el periodista Cristian Luis y donde colabora Lucas Morales, director de la Fundación Cine+Cómics. Además, de las reuniones mantenidas con Sheldrake se ha planteado la posibilidad de firmar un convenio con la ULL para poder generar intercambios que, en un futuro, reviertan en la creación de un proyecto centrado en el estudio de los political cartoon, término que es similar a lo que en castellano se entiende como viñeta de prensa. Precisamente, esta línea de investigación ha sido impulsada por la Fundación en el último año, con la inauguración de la exposición ‘El cambio climático en las viñetas de The Week’ y ‘Ucrania: la guerra en viñetas’. Esta última ha sido preparada por Morales, que es su comisario, como un paper en inglés que se encuentra en revisión en una revista académica.

La última de las líneas tratadas con el investigador inglés ha sido la posibilidad de elaborar de forma conjunta un artículo científico sobre viñetistas canarias de corte feminista. El objetivo es ver si los códigos usados por este colectivo son universales y son entendibles en Inglaterra, o tienen unas claves específicas que lo convierten en una forma de comunicar adaptada a la cultura de cada región.