El próximo martes 12 de marzo a las 10 de la mañana, Germán Gallardo Campos, decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, inaugurará esta exposición que se podrá visitar desde el 11 hasta el 22 de marzo, en el vestíbulo de la FCEDU.

La exhibición ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundación Cine+Cómics, la cual ha proporcionado parte del material gráfico expuesto en su “Homenaje a Francisco Ibáñez”, una exposición celebrada en el Salón Internacional del Cómic y la Ilustración de Santa Cruz de Tenerife 2023. Esta colaboración forma parte de las actividades de la fundación, destinadas a resaltar el valor cultural de la narrativa en imágenes.

El 24 de abril, como parte de las actividades conmemorativas del Día Internacional del Libro, organizadas por la Biblioteca Universitaria de la ULPGC, se ofrecerá  a cabo una conferencia sobre Francisco Ibáñez.

Ibáñez y su legado

Francisco Ibáñez Talavera (1936-2023) fue uno de los dibujantes y guionistas de cómics más influyentes y queridos en España. Formó parte de la Escuela Bruguera y fue el creador de numerosas series humorísticas. Aunque inició su carrera en los años 50, su punto de inflexión llegó en 1958 con la creación de Mortadelo y Filemón en la revista “Pulgarcito” de la editorial Bruguera, marcando así un hito en la historieta española. En los años 60 surgieron otras series memorables como La familia Trapisonda, 13, Rue del Percebe, El botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio, las cuales inmortalizaron a muchos personajes emblemáticos de esa época.

El éxito global de Mortadelo y Filemón se debe no solo a su humor absurdo y situaciones disparatadas, sino también a la crítica social y política que Ibáñez ha sabido integrar sutilmente en sus historias. A lo largo de los años, la serie ha evolucionado adaptándose a los cambios sociales y tecnológicos, lo que ha permitido que se mantenga relevante y fresca, abordando temas como la ecología, la tecnología y la política con una mirada crítica y humorística.

Francisco Ibáñez va más allá de ser solo un dibujante; es un cronista de su tiempo y un observador agudo de la sociedad, capturando las idiosincrasias de la vida española y universal con humor y ternura. Su legado trasciende generaciones y es un referente indispensable en la historia del cómic en español, formando parte de nuestra cultura popular y siendo reconocido en muchos otros países.