Noé Ramón

El dibujante e ilustrador Borja González acaba de dar dos pasos decisivos para situarse entre las principales figuras del cómic español de los próximos años. En 2023 ganó el Premio Nacional y ahora es el autor del cartel del Día Oficial del Cómic, como consecuencia de una regla medianamente escrita, que consiste en que se les haga este encargo a los premiados. Creador joven, con estilo distinguible ha editado las suficientes obras como para ser ya valorado en el mercado español y en el elitista francobelga. La propuesta que ha recibido ahora desde el Ministerio de Cultura supone un buen espaldarazo para darse a conocer, ocasión que no parece que vaya a desaprovechar.

-¿Cómo te tomaste el encargo de realizar el cartel del Día del Cómic de este año?

-Me da un poco de vértigo, mucha gente verá la obra por lo que supone una cierta responsabilidad. Pero son trabajos interesantes y divertidos, sobre todo si como ha ocurrido ahora te dan manga ancha. Quienes me hicieron el encargo y yo teníamos una idea muy similar que básicamente era que debía ser un cómic en sí mismo, con la dificultad que implica hacerlo en un cartel solo. Eso era lo más complejo.

-¿Qué mensaje pretendiste dar?

-Reivindicar el cómic como tal, no sólo la ilustración sino dejar claro que también es un medio de lectura pese a que siempre se ha entendido como algo más liviano. Por eso quería plantear que en el fondo no es muy diferente a una novela y que requiere un esfuerzo y tiempo similar para hacerlo y leerlo. La idea era alejar al cómic de ese prejuicio de que se hace en un pim-pam-pum, evitar que sea caricaturizado.

-¿Cómo fue el proceso y el diálogo con el Ministerio para realizar el encargo?

-Hubo un diálogo muy abierto. Les mandé un par de ideas pero desde el principio parecía que ambos sabíamos cuál nos gustaba realmente y se decantaron por la que ha salido que era la que también más me convencía a mí.

-¿Qué piensas de la celebración del Día del Cómic en su segunda edición? Un logro que muchos consideran básico y fundamental para darle seriedad a la viñeta.

-Sin duda es un logro colectivo y una petición que se había planteado desde hacía tiempo. Era de cajón y un paso necesario, no tanto por poner una fecha sin más, sino para que sirviera como excusa para llevar a cabo un montón de actividades que pueden darle impulso a las viñetas. Es preciso sacar el cómic a la calle y que tenga una mayor difusión, más allá de celebrar un día concreto, porque al fin y al cabo ese un espacio de tiempo muy acotado.

-Supongo que es difícil de responder pero ¿de todas tus obras con cuál te sientes más satisfecho?

-Tres noches es una trilogía y la segunda parte, Grito Nocturno me abrió muchas puertas y fue el motivo de que me concedieran el Premio Nacional en 2023. Por lo que sería el más importante. Pero para mi el mejor sería el último Pájaro y Serpiente, en cuanto que fue un reto muy complicado, arriesgado y difícil de sacar adelante. También le tengo mucho cariño a Reina Orquídea y de hecho a partir de entonces es cuando pude dedicarme al cien por cien a vivir de esto.

-¿Cómo definirías tu estilo? ¿Podría ser considerado medieval?

-Creo que es onírico y puede que haya influencias medievales, tengo querencias por los bosques y el toque romántico pero también algunas historias discurren en un ciudad. Todo esto viene un poco de un gusto estético marcado por la literatura y cine de terror.

-¿El hecho de no dibujar rostros qué ventajas e inconvenientes puede tener?

-Para mi no es importante, es como si no pintara manos o pies. Sé que llama la atención pero para mi la ventaja es que el lector puede usar su imaginación.

-Está claro que al ser un estilo más personal es difícil que sufras los inconvenientes de la Inteligencia Artificial (IA).

-He visto cosas más complejas y las han copiado por eso creo que lo mejor es no preocuparte demasiado por lo que no entiendes muy bien, sino hacer tu trabajo lo mejor posible. Tener un estilo propio puede ser considerado importante pero en realidad tu trabajo es la secuencia y la obra completa.

-También eres guionista. ¿Te has planteado hacer una historia ajena?

-Hasta ahora no. Ni siquiera sé si sabría hacerlo pero tal vez pueda cambiar en algún momento. Ahora mismo estoy cómodo haciendo mis propios libros como quiero que es enfocar el cómic de manera que la historia y el dibujo vayan de la mano. No sé si sabría hacerlo de otra forma distinta.

-¿En caso de elegir una historia ajena cuál podría ser?

-La Bella y la Bestia.

-¿Cómo ves el momento actual del cómic?

-Ahora se publica mucho. Incluso diría que hay una saturación en las librerías que se ha incrementado en los últimos diez años y que no siempre se corresponde con la demanda.

-Estuviste vinculado a una editorial…

-El Verano del Cohete pero ya no existe. La cerramos porque la montamos como autores cuya principal intención era experimentar y publicar nuestro propio trabajo. Cuando hicimos lo que teníamos que hacer y vimos que no era un negocio rentable cada uno nos centramos en nuestro propio trabajo.

-¿Conoces el Libro Blanco del Cómic que acaba de sacar el Ministerio de Cultura como especie de diagnóstico de la situación del sector y los autores?

-Sí.

-Pues eres el único dibujante que responde afirmativamente. ¿Cuál es tu opinión?

-Es un primer paso pero tal y como está el panorama lo veo más bien como un estudio, como un análisis que como una herramienta. Al final lo único que hace es confirmar cosas que todos sabíamos pero no aporta grandes soluciones. Me parece que en realidad le será más útil al Ministerio que a nosotros.

-¿Cómo crees que debería estar enfocado?

-Veo que es válido a la hora de darte una perspectiva y además era un estudio necesario para saber cómo están en realidad las cosas. Refleja las diferencias brutales entre la gente que dibuja para grandes compañías y tiene una situación laboral estable y muchos otros que raramente pueden sobrevivir exclusivamente de esto. Retrata ese desnivel terrible.

-¿Hay algún tipo de cómics que te negarías a hacer?

-Intento leer de todo, incluido X-Men o Manga. No me da asco nada y creo que podría hacer cualquier cosa siempre que la llevara a mi terreno. Ojalá pudiera vivir 300 años para hacer 300 cómics diferentes. Si me dieran la oportunidad de hacerlos de superhéroes los haría. ¿Por qué no?

-¿Lanzas algún mensaje especial con motivo del Dia del cómic el 17 de este mes?

-Lo único es animar a la gente para que vaya a una librería y compre el cómic que más le guste y sienta que ha sido hecho para él. Seguro que siempre encontrarán alguno.

-¿Harás algo especial ese día? ¿Tienes algún compromiso por ser el autor del cartel?

-La presentación ya está hecha en Madrid. Estaré allí en una biblioteca haciendo una actividad que ya está concertada y de resto supongo que me entrevistarán y todo eso. Ahora estoy bastante liado con el nuevo libro, arañando páginas.

-¿Puedes adelantar algo?

-Por lo pronto sé que irá en la misma línea que los trabajos anteriores pero estoy intentando hacer algo relativamente más sencillo.

-¿Qué piensas de la piratería?

-No es una cosa que me afecte demasiado. Por ejemplo, en el manga sí se produce mucho y es posible leerlos en internet, pero en mi caso creo que la gente a la que le gusta mi trabajo prefiere leerlo en papel o en una buena tablet.